20Minutos.es: "Invertir debe ser como elegir nuestra talla"

BEATRIZ P. GALDÓN

  • Miguel Ángel Bernal, licenciado en Empresariales, coordina actualmente el equipo de investigación del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).
  • "No sé si todo el que tenía depósitos y está entrando en Bolsa es consciente o es capaz de asumir el riesgo que corre".
  • Visualiza o descarga el PDF de 'Mi Bolsillo' del mes de mayo.

Miguel Ángel Bernal, coordinador del equipo de investigación del IEB

Miguel Ángel Bernal confía en la recuperación económica, pero no oculta algunas de sus preocupaciones, como la precariedad y temporalidad del nuevo empleo o la falta de conocimiento del riesgo de los inversores. Aún así, confía en la salida de la crisis y recomienda a los particulares, ante todo, asesoramiento y diversificación en sus inversiones.

¿Cómo definiría el momento actual de la economía española?
Se han producido cambios importantes, pero la economía se está viendo tremendamente favorecida por una serie de efectos que no dependen de las decisiones del Gobierno, como son las medidas aplicadas por el BCE, la devaluación del euro, el descenso del precio del petróleo o la mala situación en los países árabes, que ha favorecido la entrada de turistas a España. En definitiva, se nos está dando una especie de tormenta perfecta que nos permitirá crecer entre el 2,8 y 2,9% en el año.

¿Y el de la Bolsa?
La política del BCE ha hecho que la gente interesada en depósitos se encuentre con que ahora están al 0%. Antes se buscaban fondos garantizados, y ahora ni salen. Esto está desplazando a los inversores hacia activos con riesgo, como la Bolsa. En los depósitos están saliendo recursos y los están recogiendo los fondos de renta variable. De aquí surge una pregunta que soy incapaz de responder: ¿todo el mundo que está entrando en Bolsa es consciente del riesgo que corre o puede asumirlo? Espero que no haya problemas y que las personas espoleadas por la búsqueda de rentabilidad no estén aumentando un riesgo que no son capaces de soportar.

¿Qué riesgos tienen la economía y los mercados?
Ya los estamos empezando a ver. Han surgido dudas en el crecimiento económico de Estados Unidos, la devaluación del euro frente al dólar les está haciendo daño, sobre todo a las grandes empresas estadounidenses, el petróleo está oscilando mucho; algún país emergente no está funcionando todo lo bien que debería, como Brasil, donde además se están produciendo movimientos sociales fuertes, y el crecimiento en China se está ralentizando. Además, se nos ha olvidado el problema de Ucrania, que está en Europa, y tenemos que convivir con la incertidumbre de Grecia.

Paralelamente, en España hay un problema de gobernabilidad; es decir, es un país que no tiene experiencia en gobiernos de pactos. También he de decir que estamos creciendo con un empleo que no me gusta nada: con contratos precarios y temporales.

Hay un dicho en Bolsa que dice 'sell in May and go away' (vende en mayo y vete). Estamos en el mes en cuestión...
Lo importante es la situación de la persona. Si ha estado al margen de la Bolsa, aconsejaría esperar, porque podemos asistir a caídas adicionales; quizá sería mejor entrar en septiembre u octubre. Sin embargo, el que haya invertido tiene que vigilar su horizonte temporal. Es decir, si ha entrado para coger movimientos al calor de posibles revalorizaciones, la Bolsa ya ha subido mucho en el primer trimestre. Una ganancia de entre el 10 y 12% más la rentabilidad por dividendo está muy bien.

Hay quienes están hablando de revalorizaciones del Ibex del 20% para fin de año. Eso, sumado a los dividendos, daría sobre un 25%... Me parece lujurioso.

A nivel internacional, ¿preocupa un Gobierno diferente a las fuerzas tradicionales?
No preocupa una alianza de PP o PSOE con los nuevos partidos. Pero no tenemos experiencia en este sentido. Ciudadanos tiene mucha relación con inversores internacionales y está haciendo mucha campaña fuera. Hay mucho profesor en países extranjeros. Su mensaje no inquieta, ya que se ve como un partido pivote, que unas veces se puede inclinar hacia un lado u otro. Podemos hizo mucho ruido en su momento, pero ahora ya está más diluido.

¿Hay capacidad para ver la prima de riesgo por debajo de 100?
Sí. Previsiblemente, incluso con algún factor adverso, para finales de año puede estar por debajo de 100 puntos básicos. España se está financiando y las perspectivas económicas no son las de hace cinco años. Las agencias de calificación no nos han subido el rating por la inestabilidad política. Según nos acerquemos a las elecciones generales y se despeje el horizonte, la prima se relajará.

¿Qué opina de la financiación alternativa?
Para las empresas es necesario diversificar. Son muy importantes mercados como el MARF para las pymes. Las plataformas de crowdfunding y crowdlending se están empezando a desarrollar. Está cambiando toda la estructura de financiación. Por cierto, hay que recordar que la banca española ahora ya depende del BCE [es el supervisor único bancario de la UE].

¿Vuelve a ser rentable invertir en vivienda?
La construcción no es exportable. Estamos muy presionados porque los tipos de interés están al 0%. Yo siempre digo que cuando alguien hace una inversión inmobiliaria tiene que pensar que no es vivienda nueva, que pasa a ser de segunda mano, y eso baja el precio. Además, hay que hacer frente al IVA o al impuesto de transmisiones patrimoniales, y eso viene a ser el 7 o 10%. El coste de un fondo de inversión está entre el 1,5 y 1,75%. El de una casa se sitúa mucho más arriba: hay que tener seguros, comunidades, mantenimiento...

El que compre para alquiler debe tener muy claro si va a tener llegada de rentas. Y también el tipo de fiscalidad.

Hace un año una firma de inversión, Gotham, destapó el escándalo Gowex. ¿No existen controles en el sistema para evitar estas situaciones?
Los auditores son los que tienen que controlar las empresas. Quizá sería interesante que la CNMV obligara a las compañías a cambiar de auditor cada cierto tiempo o promover auditorias de control o de chequeo. Cuanto más pequeña sea la empresa, probablemente más problemas haya de control, porque las grandes son demasiado públicas, demasiado visibles.

Pero siempre va a haber una oveja negra dentro de un rebaño. Esto no ocurre solamente aquí. Esta misma firma acaba de detectar otro caso similar hace unos días [Endurance, empresa ame-ricana].

Pero este tipo de escándalos perjudican al pequeño inversor y dan muy mala imagen al mercado...
En España hay un concepto erróneo del patrimonio. La única inversión estable o garantizada es el depósito hasta los 100.000 euros. No es lo mismo invertir 200.000 euros en un depósito que esa misma cantidad en acciones. El principal problema es que la gente tiene su patrimonio concentrado y está pasando todo lo que tenía en un depósito a un solo activo. Un patrimonio debe estar siempre diversificado y se deben tener en cuenta las necesidades de cada uno para saber la liquidez de emergencia de la que dispone.

¿Qué debe tener en cuenta una persona que quiere invertir en este momento?
En Bolsa no hay un traje prêt- à-porter, existe la talla S-M-L-XL... Invertir depende de la estructura de la persona; de la edad, el horizonte, el patrimonio... de todos esos factores.

¿Cómo valora el asesoramiento financiero y la cultura de los españoles en este sentido?
En este país hay un déficit de cultura tremendo a nivel general, y particularmente en el ámbito financiero. Hay gente que confunde un depósito con una cuenta corriente, ¡pues imaginemos lo que se entendían las preferentes! El español no se quiere rascar el bolsillo. Quiere ir a un sitio y que se le asesore gratis. Y si vas a un sitio así, te venderán el producto que mejores resultados dé a la entidad. Lo que parece gratis, a la larga, le puede salir mucho más caro.

¿Cómo son los inversores españoles frente a los europeos?
Quizá la gran disparidad está en el tema inmobiliario. Los países con menores viviendas en propiedad son Suiza, Alemania y Austria. Los que tienen más en propiedad son España, Grecia y Portugal [los tres países que han recibido rescate]. Eso dice todo.

¿Es interesante invertir en compañías que se estrenan en Bolsa?
Tiene sentido invertir en algunas compañías, como Talgo o ciertas socimis [sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria]. Ahora bien, el pequeño inversor debe conocer el negocio, si no lo entiende, mejor que no acuda, y ver qué aceptación tiene en la colocación entre los grandes inversores; si no se suscribe o no hay verdadero interés, que se retire. Es una recomendación de prudencia.

¿Queda valor en la Bolsa?
En el largo plazo, la Bolsa española bien diversificada creará valor; históricamente ha sido así. Pero hay que manejar horizontes temporales. Cada uno debe poner sobre la mesa sus expectativas.









Leer original en: 20Minutos.es